Cuando te das cuenta de que todo por lo que luchas es inalcanzable, te rindes. Pero cuando un sentimiento fuerte y ardiente te hace seguir caminando, estas perdido, vives por nada, y cuando vives por nada, estas muerto.
Y te caes.
Yo ya lo he hecho antes, me caigo con la misma piedra infinitas veces. Pero ya no importa. Ya no duele. Sin embargo si se siente, como se siente; cada roce, cada suspiro, es como una bomba para mi. No puedo evitarlo, me ciego, ya no soy dueña de mis sentidos.
Y caigo, otra vez.
Soy como una muñeca entre sus brazos, se divierte, se ríe de mí, sabe todo lo que su ser provoca, y le gusta, lo disfruta. Pero no hace nada. No se entrega, él es libre, él no cae.
Y yo si caigo, caigo frente a él.
Es mas fuerte que yo, me controla, deje de ser quien soy desde que le conocí, tan puro, tan inocente. Quien diría que por él muero, muero, no hay vuelta atrás, él lo es todo y sigo sin saber por qué. Pero muero.
Y mientras muero, me caigo, con el sabor de sus lágrimas en mi boca.
 
Again.Again. Again.Again.
Again.Again.
AGAIN.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Now you write