Nuestra prosa compartida

Me quite el anillo del cuello y lo tiré.
Me estaba ahogando entre los mares de aquel desierto en el que, poco a poco, se fue convirtiendo tu boca. Necesitaba salir a flote y colgarme entre tus dedos como si fueran lianas salvavidas.
Y esperar que me agarraras fuerte, como aquella noche de aquel día en el que nos prometimos seguir las mismas estrellas para encontrarnos en el mismo horizonte.
O que me dejaras caer, resbaladiza, hacia el olvido.

7 comentarios :

  1. prosa que es un poema... quizás ya no compartido

    un saludo,


    ResponderEliminar
  2. Por que todos tenemos una historia como esa?

    por que prometer si no te vas a quedar?

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por dejarme descubrirte
    desde ya te sigo, y sin duda te seguiré leyendo
    un besito
    www.humanfilters.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Vaya bonito lo que has escrito. Lo he leído dos veces. Sin palabras.

    Mi admiración y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  5. Tu manera de escribir es hermosa y nunca me deja decepcionada.
    Como siempre es un placer leerte, chica

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un blog genial, soy una nueva fan!
    Preciosas palabras, un beso enorme, la niña perdida

    ResponderEliminar
  7. Quitando las faltas... giro inesperado, no hay nada como cerrar fuerte y poner el punto final con tanta rabia como para romper la tecla. "Claro de luna" de mis favoritas para tocar y escuchar. Chapó por tus fotografías y tu intuición artística. Total, que me quedo, si me concedes el placer.

    ResponderEliminar

Now you write